viernes, 24 de mayo de 2013

Oportunidades, perdidas.

¿Cuantas oportunidades habrá perdido uno a lo largo de su vida? Muchas, creo yo, pero no lo sabe uno, no lo sabe hasta cuando procesa esa situación, cuando se lamenta o piensa en lo que pudo haber hecho para poder ser "feliz".
A todo esto, ¿Qué es felicidad?
Felicidad es algo que, por ende, nos puede hacer felices. (Dah) Pero lo que implica ser feliz varia, según el contexto en el cual uno se encuentre o se desarrolle.

Para no salirme del punto de este post, el cual, creo yo siempre será el amor, es poder compartir mis experiencias, tal vez, mediante estas palabras hacerme entender a mi mismo las situaciones que he tenido y no he sabido como aprovechar adecuadamente. Posiblemente mas adelante tenga el valor suficiente para poder decirle algo a alguien, algo que en realidad pueda cambiar mi vida y, en ese momento, entraría en una nueva etapa.

Quiero decir, que el amor se puede dar en un momento cualquiera y muchos de nosotros no estamos acostumbrados a poder saber como reaccionar en esas situaciones. Pero cuando sabemos que hacer en esas situaciones, es ahí en el cual hacemos que nuestra vida cambia.

Pero la mía no ha cambiado, no ha cambiado desde que, gracias a un amigo, pude lograr superar un simple dolor o sentimiento de depresión.

A su vez, quería anunciar mi regreso a la escritura, por que gracias a un profesor de lengua (irónico, ya que siempre yo criticaba a esos profesores, de los cuales ahora sé que he estado equivocado al juzgarlos de esa forma) que me abrió los ojos al decir lo que en realidad implica escribir literatura (mi cuento que lo he dejado de lado).

¿Por qué he decidido volver a escribir? Porque me he encontrado con una vieja amiga, la cual no había aparecido hasta ayer (23 de mayo del 2013) por la noche pude volver a sentirla; la depresión.
Pero creo que ahora se manejarla un poco mejor.


jueves, 14 de febrero de 2013

Aquel tonto niño murió.

Y pensar que me dije a mi mismo no volver a escribir inspirándome en ella, pues aquí estoy, no se la verdad por que vuelvo a escribir, quien sabe, en estos momentos me veo a mi mismo frente al ordenador sin hacer nada y es penoso lo se, un 14 de febrero, uno mas en mi vida, completamente igual, no sé.

Me perderé en mis pensamientos, trato de buscar distracción alguna para no caer en esa depresión que tanto me gusta y a la vez odio.
Me volvió a hablar, y mi reacción fue totalmente diferente, pero a la vez ese pequeño e insensato niño que tengo dentro de mi se ilusiono, me veía a mi yo pequeño saltar de alegría e insistiendo me que me alegrase con el. Pues ya no, así de simple es. decidí cambiar de habitación en mi mente, dejando a ese pequeño alegrarse, mientras mas avanzaba y me adentraba en la realidad, ese niño caía en el olvido.

Si lo supere, se podría decir que al fin lo supere, pero a su vez el recuerdo nunca se ira, y es por eso que es doloroso, es de ahí la frase: "Perdono, pero nunca olvido".

Escribir cosas es confuso para mi ahora, las palabras fluyen y tecleo sin pensar, no se, tal vez publique este post así nada mas, sin preocuparme de nada.

No me importa si lo leen, muchos no me conocen y yo mismo no me conozco bien.

Me dieron ganas de largarme de este lugar donde estoy sentado, de mandar a la mierda toda la felicidad que  doy a los demás, es porque eso es una mascara, asi de simple.

Para mi, mi vida ha sido un engaño, un sueño, del cual ya quiero despertar.
Mientras que ese niño pequeño muere en la ilusión, yo vivo en la depresión.
Se ha producido un error en este gadget.