jueves, 23 de agosto de 2012

Bienvenido a la realidad.

17 años, Quinto año de Secundaria.

Déjenme darme la bienvenida a este mundo en el cual todos habitaran alguna vez. Y ¿Cómo llegue hasta este punto de reflexión? Bueno, fue prácticamente por un simple golpe de la vida que te hace dar cuenta que ya no eres ningún niño, y que el resto de tu vida no sera así.

Y todo empezó con un simple simulacro de la USIL. No tengo nada en contra de esa Universidad, pero el examen que ofreció a varios colegios (El SPU) fue un punto donde me pude percatar de la realidad que, a pocos meses, estoy a punto de vivir. No ingresé, y al principio lo tome como una broma, claro, era un simulacro mas, no tenia ningún peso sobre mis notas. Quería poner a prueba mis conocimientos básicos, dar el examen sin la preparación adecuada.

Llego el día que los resultados eran publicados en la pagina oficial (Si desean búsquenme Ruiz Guerra; no tengo vergüenza), introduje mis apellidos y vi grande, en letras rojas NO INGRESO. Como antes mencioné, lo tome a la broma. Y fue ahí cuando empecé a indagar sobre los apellidos de mis amigos, los de la gran mayoría fue INGRESO, incluso el de mi mejor amigo, el cual, para serles sincero, no le tenia fe de que ingresase a la USIL.

Fue ahí donde llegue al punto en el cual no podía seguir así, simplemente debía cambiar. Y creo que aun estoy a tiempo para poder lograrlo.

La universidad, es solo un nuevo camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.