domingo, 5 de agosto de 2012

¿Un viaje o un suicidio? Puro Romanticismo

Literatura; Romanticismo.


Cuanto odio la Literatura, pero a su vez es demasiado cierta, demasiado exacta, tanto así que te hace amarla incluso mucho mas. Odio y Amor. Dos sentimientos cuya coexistencia genera que este mundo sea tal y como lo conocemos. Pero basta de tanta filosofía. ¿Quién soy yo para ponerme a hablar como un filosofo?


Recientemente salí de viaje con mi familia, acepte, conociendo lo que tendríamos que pasar. Largar horas caminando. Largas noches sin poder ponerte a reflexionar en voz alta. Y sobre todo alejarte de todo el mundo.


Casi un día en el bus de la empresa Cruz Del Sur, tratando de apreciar el paisaje que te brinda la ciudad de Lima, justo antes de salir con rumbo a la Pan. Norte. Pasaron películas, pero yo mas me enfocaba en prestarle mas atención al oscuro paisaje que te ofrece la costa peruana, un desierto. Era un nuevo sentimiento, era extraño ver un desierto en la noche (Estábamos en el segundo piso, la parte de adelante) así que aproveche esas 22 horas sentado (18 en ese bus) hasta llegar a la ciudad de Piura para ponerme a reflexionar sobre mi vida, sobre mi propósito, estos temas que siempre me llaman la atención y lo seguirán haciendo. 


De como pasar de una región árida e inhóspita a la ciudad de Máncora. La cual, por cierto, es puro turismo.
Mis padres y mi hermana compartimos la idea de buscar la tranquilidad en otra playa (Vichayitos). Un lugar calmado, en el cual en las noches lo único que escuchas son los carros pasar por la calle sin asfaltar o el mar. 


Las 6am era el momento perfecto para mi, podía ver a la Luna y al Sol en un mismo cielo, la Luna a punto de desaparecer por el otro lado del Globo mientras que el Sol apareciendo, dando a conocer que un nuevo día empieza y que tenemos que aprovecharlo al máximo.


Sinceramente, me quede maravillado con un Tour en el departamento de Tumbes, los manglares de Puerto Pizarro, una maravilla de la naturaleza. Lo que me encanto fue la isla de las aves, verlas volar y buscar un sitio en donde esperar a que el agua que este ahí se retire al océano y aprovechar el festín de peces que quedan a su merced.


Sin lugar a dudas pude encontrar ese punto de tranquilidad y armonía que buscaba con tanto anhelo buscaba.


Este joven Blogger encontró una rara inspiración en la literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.